Diez puntos importantes que usted debe saber

Formar una empresa no es tarea fácil, sobre todo porque hay factores que afectan directamente a su empresa y que pueden pasar desapercibidos. Aquí le ofrecemos una lista con diez puntos que puede dejar de leer.

 

1. Una buena idea de negocios 

Una buena idea de negocios es el punto de partida para la obtención del éxito empresarial. Idealmente la nueva empresa gira en torno a una idea novedosa que no ha sido implementada aún. Sin embargo, reinventar una idea ya implementada también es una excelente opción. En este caso, el secreto depende el giro que le de a la idea, para hacerla atractiva y diferente.

2. Experiencia en la industria / servicio

El emprededor idealmente debe tener experiencia en el sector en el cual se desea desempeñar. Datos recolectados por nuestra empresa muestran que gente con experiencia en la industria en la que quieren empezar su negocio son más exitosos en promedio que gente sin experiencia.

3. Confianza en sí mismo y deseo de éxito

El emprendedor exitoso no le debe temer al tabajo extenuante. Debe estar listo para pasar cincuenta o sesenta horas por semana en su nueva empresa, además de dejar de lado las vacaciones. Es por ello necesario que la familia le brinde un apoyo incondicional al emprendedor. Sólamente con una comprensión real del esfuerzo y sacrificio que al inicio implica volverse su proprio jefe puede salir el negocio adelante. En los momentos en los que las cosas parecen no ser tan positivas el emprendedor debe mantener una mente abierta y creer en sus capacidades para seguir en el proyecto.

4. Plan de negocios 

El plan de negocios es el hilo conductor que enlaza todas las estructuras de la empresa. Este instrumento, que siempre va a tener que ser adecuado a nuevas circunstancias, permite el reconocimiento eficiente de potenciales problemas. Sólo así se pueden tomar medidas correctivas y ajustes que coloquen a la empresa fuera de un ámbito de peligro. 

5. Control de las finanzas 

Un emprendedor no necesariamente va a poder contar con un flujo financiero amplio al inicio de sus operaciones. Sin embargo, los recursos financieros no deben ser tan escasos como para que generen ansiedad o incluso inhiban el correcto flujo de las operaciones de la nueva empresa. Poseer conocimientos básicos de contabilidad y de administración es una herramienta siempre bienvenida para mantener las finanzas en azul y la liquidez en orden. Recuerde siempre que, sobre todo al inicio, es recomendable reinvertir las ganancias obtenidas. 

6. Un claro concepto de marketing

Sólo un emprendedor que sabe exactamente cuál es el producto que quiere colocar en el mercado va a poder lograr el éxito. Tener una clara idea de cuáles son las ventajas del producto, a quién, cuándo y como se quiere vender, el negocio no va a poder salir adelante. 

7. Siempre delante de la competencia

El éxito empresarial siempre debe ser cuidado y alimentado. Usualmente no llega por casualidad y, si lllegase, es fácil que transcurrido un tiempo sea muy difícil retenerlo. Por ello, una reinvención constante de la empresa ayuda a estar siempre a la vanguardia y por delante de la competencia. Recuerde que es siempre mejor tomar la iniciativa que reaccionar ante movimientos que empresas competidoras puedan adoptar.

8. Un buen asesoramiento de la gerencia

La toma de decisiones en un entorno empresarial no es fácil. El día a día del negocio está siempre impregnado de incertidumbre y variables que uno no domina. El emprendedor debe entender que nadie ha llegado al éxito individualmente y que por este motivo siempre es bueno que se deje asesorar por personas que conozcan más sobre áreas específicas en las que tenga duda. Una conversación con un asesor financiero, con un abogado o con otro emprendedor que le pueda transmitir su experiencia pueden abrirle puertas que de otra forma hubiesen permanecido cerradas. 

9. Cooperación

Este punto está relacionado con el tópico anterior. Nadie en este mundo ha nacido sabiendo, y por ende, tener una buena red de contactos (networking) con otros emprendedores en áreas de cooperación industrial y transmisión de conocimientos es básico para poder encontrar buenos proveedores, aprender de las malas experiencias de otros empresarios y poder siempre estar atento a nuevos potenciales negocios. 

10. Estructuras empresariales claras

Ya sea que usted desee formar una empresa vertical, con una estructura organizacional de arriba hacia abajo, o una empresa horizontal, con una estructura más democrática y participativa, lo importante es que todos sus trabajadores sepan cuál es la visión que la empresa posee sobre sí misma y hacia dónde apunta. Por ejemplo, una clara estructura organizacional permite que los empleados sepan cuales son los canales que deben seguir para reportar problemas en la empresa, malos manejos de sus jefes superiores, o defectos en la cadena de producción a los que la gerencia no ha prestado atención.